Digna Muñoz, de 75 años, imputada por agredir con un mortero a una prostituta en un hostal de Preciados


 

La acusada -de sesenta y cinco años de edad- ha declarado sobre las agresiones a una prostituta en un hostal de la Calle Preciados

El juzgado 19 de la sala de lo penal  ha comenzado la instrucción del caso sobre una agresión a María Fernanda por parte de otra inquilina de hospedería de 61 años de edad. El día 15 de Noviembre de 2007, después de una trifulca verbal María Vicenta cogió un extintor y rompió la puerta de la acusada, Digna Muñoz. Tras este hecho, comenzó una agresión con un mortero que terminó con María Fernanda de 42 años de edad desangrada con una lesión cráneo encefálica de dos centímetros de incisión, un esguince y hematomas por todo el cuerpo. La denunciante estuvo un día ingresada en el hospital y quince más en rehabilitación. La fiscalía ha señalado en la comparecencia oral las contradicciones entre las declaraciones de la acusada a los policías en el momento del atestado y las ofrecidas durante el juicio. Ya que durante su estancia en las dependencias de la Policía Nacional declaró que había pegado con el mortero a la víctima, mientras que en el alegato de su defensa defendió que en ningún momento aticé a María Vicenta y que las heridas de ésta se produjeron por un “forcejeo”.

Las implicadas en el enfrentamiento mantenían unas turbias relaciones tiempo antes de la agresión. Las discrepancias empezaron a aflorar después de que la señora María Vicenta viniera de hacer un servicio de prostitución y la denunciada comenzará a increparla por las malas palabras que usaba hacia sus clientes.

Por otra parte, en el juicio la acusada anunció que en la pensión donde vivían había escuchado a la prostituta decir que “he mentido para que esta hija de puta vaya a la cárcel”. La Policía Nacional por su parte ha señalado que cuando llegaron encontraron a la agredida ensangrentada y casi inconsciente “por lo que no puedo hacer ningún tipo de declaración”. También, han señalado que alrededor del cuerpo había unas quince personas del hostal con la intención de mediar en la pelea y que manifestaron que llevaban tiempo discutiendo cada vez que se veían. Al respecto de las palabras exactas que efectuó María Vicenta el agente del cuerpo nacional de seguridad del estado ha declarado no recordar cuáles fueron las palabras exactas “después de cinco años de lo ocurrido”.

La videoconferencia realizada para hablar con el médico forense ha descrito el alcance de las lesiones que ha sufrido María Vicenta, así como, han señalado algunas magulladuras de poca importancia que presentaba la acusada.

En el ejercicio de la tramitación oral del juicio se esperaba que apareciera una testigo presencial de los hechos, pero ha sido imposible su declaración puesto que se encontraba en paradero desconocido. Tras esta última parte, el juicio se ha visto para sentencia en la próxima semana.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s